Volver a la portada

 

ESTEBAN MARQUEZ DE VELASCO nació en la Puebla de Guzmán (Huelva) en 1652 y murió en Sevilla en 1696.

Desarrolló su actividad pictórica en Sevilla a lo largo del último tercio del siglo XVII.

Tras una oscura formación sevillana con su tío Fernando Márquez, asimiló con tesón el estilo de Bartolomé Esteban Murillo, convirtiéndose en uno de sus mejores seguidores. De su taller salió una abundantísima producción, pero un obstáculo para conocer bien su desarrollo artístico es la falta de obras firmadas o datadas con certeza.


Obras suyas las podemos encontrar en Sevilla en el antiguo Hospital de las Cinco Llagas (hoy Parlamento Andaluz), en la iglesia de la O "Aparición de Cristo", en los conventos de la Trinidad, de San Agustín o en el Hospital de la Sangre. En el museo de Sevilla se hallan tres pinturas dedicadas a «San Agustín» y «San José con el Niño» y en la sede de la Universidad “Cristo y la Virgen protegiendo la infancia”, de 1694. En la iglesia de Santa María la Blanca, de Fuentes de Andalucía, se puede ver “La lactación de Santo Domingo”, donde reúne fórmulas de obras famosas de Murillo, con dibujo ligero y acertada entonación cálida.

 

Volver a la portada