Esperanza Abot, Eugenio Hermoso, Rafael Aguilera, Pedro Gomez, Antonio Brunt, Sebasztian Garcia Vazquez, Vazquez Diaz, Jose Caballero, Jose Maria Labrador,  Manuel Cruz,  Gomez Feu

"Una cinta de Moebius en el corazón" y otros poemas"

De Isabel Figuereo.

- Neurosis

- Habítame

- Carta a un pintor de palabras de un poeta de imágenes

- El sueño de amarte

- Escalera al cielo

- La vida pasa

- Memoria de una gheisa

- Margaritas magentas

- Ojo de gata

- La voluntad de un cigarro

- Un hombre

- Adónde vamos

- Alfileres para otras

- Sinfonía de mariposas

- El saludo de las almenas rotas

- Cuando chocan los planetas

- El rostro de una niña

- La risa de un loco

- Las mujeres que mueven el mundo

- La Poet-Isa

- To be and the have

- Columna vertebral

- Mutante

- Gnosti te auton

- Narciso canibal

-La cuestion

- Una orquidea en el desierto

- Raices

- El jardin prohibido

- Homo homini lupus

- Hazme reir

- For sale

- Escalera al cielo

- La fuerza de los debiles

- Admiracion educativa

- Animal social

- Tiempo de deshielo

- ES-pe-ERA

- Luciernagas


25/03/07

NEUROSIS


Sé que es neurosis de angustia
pero...¿quién no la tendría?
Así que anticipo tu muerte cercana
por si me faltas un día de éstos.

El hueco vacío de tu cerebro troceado
lo relleno yo con la pasión de amarte
aún sabiendo que tus fluidos craneales
no son normales, ni tu epilepsia tampoco.

Sé que es neurosis de angustia
pero...¿quién no la tendría?

Tus vértebras rotas que no te sostienen
soportan el peso de todo el amor que te tengo
y tu bastón no sólo es de madera,
que son mis brazos los que te hacen caminar.

Sé que es neurosis de angustia
pero...¿quién no la tendría?

Tus rodillas necrosadas no impiden
que te arrodilles ante mí suplicante
para que mi amor perdure y sea bálsamo
de todos tus dolores.

Sé que es neurosis de angustia
pero...¿quién no la tendría?
Así que anticipo tu muerte cada día
por si te falto un día de éstos.

¿Quién te faltaría?
si amo tu cuerpo vivo o muerto en vida
cuerpo muerto o vivo en la muerte
de amarnos en lo incierto de
la salud de cada día enfermo.

Soy yo la que muero
de amor por tí


Isabel Figuereo


11/03/07

HABÍTAME


Soledad como hoja afilada
en un corazón sin espinas,
despeinas mis uñas sin pintar
y arañas mi pelo alborotado
de esperar compañía que
consuele las horas dispersas
de una casa habitada solo
por fantasmas y realidades
que amanecen cada día,
para que yo rompa las muletas
en las que me alzo para otear
la compañía de un esqueleto
solo.

Habítame, dispuesta estoy,
habítame que mi salón es amplio
y mi casa no tiene timbre,

habita mi vida y quédate
un rato a charlar sobre todo
lo inhabitado que llena
la despensa.

Habítame, te invito,
tritura mis versos o
hazlos tuyos,
te invito a invadir
mi cuaderno sin escribir.

Habítame y yo habitaré
tu vida de azul cobalto
que guardo en la cajita
de las amistades verdaderas,
para ponerte el sello del
espejo que refleje tu vida
también inhabitada.

¿Estás sol@?


Isabel Figuereo

16/02/07

CARTA A UN PINTOR DE PALABRAS
DE UNA POETA DE IMÁGENES

Podría decirte que no te quise,
que aprendí a amarte
a través del tiempo del olvido.

Podría decirte que te eché de más
cuando a mi lado estabas
y que hoy soy feliz
por una visión fugaz
de tu breve imagen.

Podría decirte que te deseé con pasión
y que aprendí a no recordar
tus caricias perfectas
para un hueco vacío.

Podría decirte que me hiciste daño,
pero ahora sé que fui yo
la que puse ladrillos
bajo tus pies de chico malo.

Podría decirte que me engañaste,
pero yo busqué la mentira
para creer en un mago
que pintara de estrellas mi corazón.

Podría decirte que me abandonaste,
pero ahora siento que estabas
abandonado de antemano
y yo solo busqué un final fatuo.

Podría decirte que ya te olvidé,
pero ni una sola vez me acordé de ti
cuando me amaste recordándome
que nos amamos en mitad del olvido.

Podría decirte que no espero nada de ti,
pero no, espero la compasión
de la tragedia florecida,
también bella, que nos rodeó,
y la esperanza del bálsamo del tiempo dilatado
después de tus caricias mudas.


Podría decirte y no te digo,
porque el silencio es la densidad
que nos acerca
a la magia del recuerdo inventado
de un gran amor mudo que me recuerda
que te invento con palabras sordas.

No habrá quien me calle,
que soy muda de nacimiento,
y entre tú y yo no hay palabras,
no hay palabras, ninguna palabra,
solo SILENCIO.

Un silencio que habla por nosotros,
sin decirnos nada,
todo lo dijimos,
todo lo decimos,
todo palabras,
palabras invisibles que unen.

“Quien tenga algo que decir
que hable ahora o calle para siempre”,
que me casé con el silencio:
la boda perfecta en mitad del ruido.

¿Lo escuchas?

Es el latir de dos corazones
palpitando sordos,
mitad gritos a bocajarro,
lanzados a los besos silenciosos
que no nos damos,
mitad silencios enmudecidos,
cortando el aire silencioso
que aún nos ata.

Tan sólo silencio,
soledades que se cruzan
mudas por la traición
de un amor histérico
que reprimió las palabras tiernas
en lo alto de una cama
que gimió acompasada
con la charlatanería de las caricias
que hablaron por nosotros.

No habrá pictograma al que traducir
todo lo que dijimos.
Tan sólo imágenes.
Por eso pintas,
hablando del silencio,
rodeando un alma d
de amor a la soledad
.
Y yo callo,
porque estoy como ausente,
cuando escribo de lo poco importante
de las palabras escritas
directas
a las imágenes de tus cuadros.

SILENCIO,

que amo la soledad tuya
como si estuvieras acompañado.

SILENCIO,

que odio escribir sola
como si te estuviera pintando.

Y una palabra callada
vale una batalla ganada
al aleteo de las mariposas en la garganta
que es mi lengua anudada
cuando alguna vez te veo
pasar de largo.

Isabel Figuereo


1/02/07
EL SUEÑO DE AMARTE


He soñado contigo y en el centro de mi
certeza de amar a otro hombre, he creído amar
tus manos, encalladas ahora, acariciando una piel
suave, envolviendo cada sentimiento soñado
encima de un diván azul.

Lentamente reconocer tus caricias y llamarte
en tre cor ta da men te como quien invoca un Dios
con manos y pecho delicado en el que reposar la calma
herida en dos mitades en un despertar inexplicable.

Y ya, tocada en mitad de la razón que me guía
hacia un hombre presente, conocido, sabido, vuelvo a
ser una cinta de Moebius permanentemente amándote
en la realidad de un sueño vívido que rompe
los esquemas matemáticos con que tracé mi vida.

Tus manos, tus brazos, tu pecho, renacen en mi
olvido de olvidos olvidada, recordando incluso el
olor agrio de tus palabras dulces, para una
siesta que me transtorna la sinrazón de la razón
razonablemente oculta para mi consciencia.


Isabel F
escuchar "No estando contigo"
de Siempre Así

13/01/07
ESCALERA AL CIELO


Las telarañas de mi vientre me indican que la pasión
no ha terminado en el tren de los sueños viejos, como yo,
y los ratones roen la ropa de cama bordada con tus iniciales.

Sigo soñando con vomitar gaviotas libres en tu corazón partido
y muriéndome cuando aspiro el olor de la marea baja que,
llena de algas y medusas, me indica que mi piel está dormida,
como una sirena en la lonja del mercado de abastos.

Mi realidad se barniza de oros y picas, para jugar con las cartas que tú me echaste hace años, cuando el amor era hierbabuena que crecer en mi corazón espantado por la crecida
de una primavera llena de guiones de cine con final trájico.

Y ahora volveré a escribir sobre mi azafrán, que no azufre,
para oler el polen de las rosas rojas marchitadas para siempre
entre mis muslos temblorosos, y caigan las hojas de los abedules solitarios convertidos en chopos en este invierno triste.

Mañana comeré la desazón de tu alma solitaria para que escribas tú la historia verdadera del País de Nunca Jamás, y
dejaré mis zapatos de tacón de aguja sobre tu espalda
para que recuerdes las cicatrices de mis arañazos
de pantera bostezando en una escalera,

una escalera al cielo


Isabel Figuereo

13/01/07
LA VIDA PASA


Cada vez más ajada, y sin lágrimas ácidas que agrieten
mis párpados, cada vez más vieja y más pelleja.

Cada vez menos inocente y más estúpida, por momentos, y
cada vez más payasa en este circo interminable en el que torear.

Cada vez más deforme y gorda, cada vez más kilos en el alma
y cada vez más absurdas las canas de mujer cuarentona.

Cada vez más rotos mis pies indescriptibles de horror que pisa
batallas cada vez más ganadas al tiempo.

Cada vez más caídos mis pechos que no amamantan a hombres
de pelo en pecho, cada vez más escasos en mi corazón.

Cada vez más miope y Rotenmeyer cuando calzo las gafas que
descansan mis, cada vez, más engurrumidos ojos de foca vieja.

Cada vez más despintada de afeites y más llena de remedios
caseros para detener el tiempo cada vez que me observo.

Cada día más mayor, más adulta, más inmadura, más infantil,
como cada abuela rota del peso de los años solitarios,
cada vez de cada vez solitaria.

Sabe más la lagarta por vieja que por cada vez que se piensa.


Isabel Figuereo


13/01/07

MEMORIAS DE UNA GEISHA


Soledad que recorres mis venas como el alcohol
de la absenta, y mi cerebro doblemente recorrido
por los vapores etílicos del amor a un hombre,
un hombre doblemente cruzando los surcos
de una bífida alma compartida.

Necesito una mariposa muerta, que no aletee mi estómago
cuando te veo venir, cuando no te veo venir y te encuentro
en mitad de una calle cualquiera, de una ciudad indiferente
que gira y gira, como si ebrio estuviera mi vientre vacío.

Y cae el frío pesado del invierno y no veo primaveras
que abrasen mis perfumes, sutilmente colocados donde
nadie pueda olerlos, para que la lluvia inunde mi piel
de humedad evaporada por el calor de un amor que me abrasa.

Por mucho que no lo desee, sigo siendo una geisha dispuesta
a todo para morir por él, e incluso vivir muerta,
aunque llena de afeites y vestidos oportunos para cada ocasión
perdida de antemano, porque mi corazón de geisha solo
me permite amar desproporcionadamente para mi
frágil cuerpo de mujer dispuesta al sacrificio.

Si se nace geisha, el camino atrás es inviable, y aunque
vieja y fea, en la soledad de mi dormitorio
yfrente al espejo, sigo siendo la mujer entregada a un solo
corazón pintándose los labios de rojo pasión, esperando pacientemente que mi condición de geisha no me haga dar traspiés de los que levantarme danzando sensualmente
el baile del deseo.

Dispuesta a vivir muerta,
muerta de deseo,
deseo de los moribundos,

dispuesta a vivir sin deseo,
sin deseo muerta,
como una geisha cualquiera.


Llámame geisha antes que puta

Isabel Figuereo

22/02/06

MARGARITAS MAGENTA


Los puentes azules de estas Navidades
son los que me hacen cambiar de casa,
de destino, de futuro previsiblemente suave.

Dame una señal

Y los copos azules no dejan de caer desde lo alto
de las mañanas frías del recuerdo y del olvido,
tan añil como tus ojos indiferentes a mi sino.

Quiero una señal

Los espumillones están colgados de una casa antigua
y éstas serán las últimas Navidades con ese color,
porque falta el magenta colgado del árbol
para pedir deseos, deseos magenta: deseo

Deseo una señal

Y el frío amarillo lo combato con horas de sueño
robadas a una realidad de la que no quiero
despedirme aún, y el año que viene amaneceré
en otra cama, que aún es neutra.

Necesito una señal

No hay belén, ni Papa Noel, que la espiritualidad
no ha hallado reposo alguno en ninguna religión
concreta, sólo hay una estrella que brilla para
desaparecer luego en un futuro planeado
donde el teléfono no suene anónimamente
con llamadas azules que me recuerdan a tí.

Busco una señal,

y me quedo donde estoy, navegando en una casa
en la que tan sólo falta un color,
que pintarías con tu respiración.

Una señal,

y una lluvia magenta dibujaría mi cuerpo
de señales tuyas.

Una señal,

o un adiós definitivo para cerrar con siete llaves
esta casa que fué tuya.

¿O es que no existen margaritas magenta
que regalar estas Navidades?


Si existieran sería verano,
por supuesto.


Isabel Figuereo

24/11/06

OJO DE GATA


Partes el aire que desplazas al cruzar
tu camino con mis rieles de tren nuevo.

Y aspiro el aroma de tu pupila distraída de
mí y caigo herida en tus brazos fuertes
para no sujetar mi fragilidad expuesta a tu
mirada de lobo feroz que pinta mariposas despeinadas
allá en la cueva de los ogros reconvertidos a humanos
heridos por alfileres de palabras que yo invento sin
pensar más que en mi yo recién estrenado.

y mientras, no respiraré, porque mis bragas se me
caen al pasar por las tiendas de lencería fina
que ponerse cuando nadie observa el cuerpo intacto,
casi intacto, después de todo, ahora que la marea va y
sube despacito, y baja con el recuerdo de tu sexo desnudo
acariciado por mi piel antigua de cicatrices que ya no tengo.

Recuérdame que cuando vaya al mar punce uno de
mis ojos y lo exponga en un cartel parecido a un cuadro
que diga:

"Ojo de gata herido por luz cegadora de
pinturas que brillan en lo alto de un rostro
desfigurado, y con piel nueva de mujer distinta"

Nací ayer. No te conozco.


Isabel Figuereo

31/10/06

LA VOLUNTAD DE UN CIGARRO


El eclipse se pinta de negro
de negro como los ojos de mi cigarro.

Y me fumo la vida eclipsada de negro
de negro como el pulmón que me hace andar.

Y el tabaco llena mis brazos y mis piernas
y mis piernas lloran por no poder andar atrás.

Camino hacia adelante.
Adelante está el camino.

Y cuando no hay humo que expirar
no respiro para coger impulso hacia atrás.

Me revivo en cada calada
Muero porque yo quiero

Duelo el gasto inútil
de fumarme la vida futura
Duelo la muerte útil
de una persona que no existió
nunca,
tan solo humo.

Humo soy,
mañana seré libre.


Isabel Figuereo

8/9/06
UN HOMBRE


En este viaje interminable, busco,
una soledad parlante,
que hable de compañía sin tapujos,
que sienta lo que comparte.

Busco un hombre leal y fiel
que marque cada uno de mis anillos,
que me someta a su libertad
y no me hinque los colmillos.

Un hombre ansiado en la desesperación
de una mente clara y sincera
para solazarme en mi habitación
con tenaz deseo enmudecida.

Ansia de tener lo que una vez no fué,
y de poseerme en la madrugada,
ansia de vivir lo que no vivo
y de dormir lijera de equipaje.

Tener lo no tenido,
tener lo entendido,
y una vez se calle el loro,
amar lo desconocido.

Busco un hombre que me transtorne,
y me bese los pies de mi camino,
busco un hombre que me enamore,
y me muerda la piel de su asilo,
busco un hombre consentido,
sentido para mi propia vida,
sentido para mi propia voz,
y que no le cueste
subir las escaleras de mis ojos
que brillan aún sin pertenecerle.


Isabel Figuereo


9/8/06

A DÓNDE VAMOS


Soledad sin puertas ni ventanas
que aislas el corazón compartido
de verdes prados en compañía,
tú sabes de mi desdicha a secas
porque nadie está exento de tí.

Soledades ensimismadas de loros
hablando un lenguaje nuevo
como gatos que se atusan los bigotes
como perros que muerden el hueso
porque todos están llenos de tí.

Solitarios cantando la canción
del borracho que bebe musitando
una canción nueva para otros
borrachos que también beben
porque nadie está prohibido por tí.

Solitarias cosiendo y descosiendo
el botón que las haga felices
sin saber qué botón es el que es,
tejiendo telarañas en su vestido
porque ellas están ahítas de tí.

Soledad mía, porque me perteneces y
te pertenezco, en esta canción sin botón,
sin telarañas musitadas desde antes
del infinito de mis poros.

Isabel Figuereo

4/8/06
ALFILERES PARA OTRAS

TU PIEL se desdobla en mi esqueleto
frágil y fuerte de ansiada pronunciación

TU SALIVA de nácar que pinta las amapolas
en mis pechos que te miran aún fijamente

TU SUDOR que dobla mi útero y lo contrae
sin pensar en el húmedo de mi cabello

TUS MÚSCULOS que paladean mi cintura
que cristaliza en cada fibra laxa de mi cuerpo

TU BOCA que come cristalitos de colores que
te ofrezco en el altar de mis ojos con espejo

TUS PALABRAS, TUS PALABRAS, esas que yo sé
que enmudeces, son las que transportan mi
corazón a una ciudad nueva, que es la mía,
y que abren mis entrañas con latidos de
entrega infinitamente lúcida de la
mariposa azul que despliega sus alas y se
despereza cada mañana de cada día
desde que los alfileres no la sujetan.


Isabel Figuereo

24/7/06
a P.R., compañero des-conocido

SINFONÍA DE MARIPOSAS


POETA de mentes grandes y pequeñas
POETA oculto en la oscuridad de tu refugio
POETA que pinta mariposas muertas
POETA que escribe mariposas azules
POETA que no es poeta si nadie lo sabe
POETA que es poeta aunque todos lo nieguen
POETA de mentes maravillosas
POETA de poesía del consciente que no es tuyo
POETA del insconsciente colectivo individual
POETA a ciegas, no quemes tus poemas,
POETA de la nada, porque algún día tú
me escribirás un poema en lo alto de la
psicopoesía,
o sería mejor decir, de la poepedagogía
del corazón humano de los poetas que
no somos sino espejos poéticos de
otras mentes maravillosas que incluso
son las nuestras

Que no arda la hoguera


Isabel Figuereo

15/7/06
EL SALUDO DE LAS CAÑERÍAS ROTAS


Tiemblan las entrañas al igual
que las piernas y el esqueleto entero

Tiemblan las palabras, sólo las que
no responden al saludo inexistente

Tiemblan las púas, las flores, la
hierba nueva y todas las amapolas
de mis ojos

Tiembla mi mano sin coger el pincel
que escribe sin temblar palabras que
mastiqué despacito `por si brotaban
rosas amarillas en vez de rojas

Y tú, inmóvil, no tiemblas,
tu quietud muda me aparca en el
camino que ando y desando
por si el correo de mi ordenador
se atasca de temblores tuyos.


Isabel Figuereo

15/7/06

CUANDO CHOCAN LOS PLANETAS


Un cuadro inexistente
pintado sin manos, sin boca,
con corazón, no más,

un cuadro no visto, no sabido,
no intuido, con colores de hambre,

un cuadro elefante de cristal
perspectiva de colibrí, y
diseño de gata erizada

un cuadro escondido de las líneas
divisorias que separan dos mitades
perfectas de ámbar y anises

un cuadro que no es cuadro
que es razón desbocada
del que pinta sin pensar escribiendo
lo que dejó de sentir

un solo latido retratado mezclado
con saliva y hiel de una paloma
distraída por una permanente primavera

Isabel Figuereo

15/7/06
EL ROSTRO DE UNA NIÑA


Un espejo transparente
en una ciudad opaca
una ventana al mundo
una alfombra sin pisar

Una niña que llora
en una casa amarilla
una puerta con escoba
un timbre de nudillos

Un amante desesperado
en un cuadro sin pintar
un museo desolado
un espectador que es ciego

Un marido de milhojas
en un castillo guardado
unos ojos que lo ven todo
un libro sin leer

Un final de cuento de hadas
en una ciudad prohibida
una mujer trans-tornada
una carrera inacabada


Isabel Figuereo

13/7/06
a todos los que sufrimos

LA RISA UN LOCO


Llorar me salva
de la locura
los locos no lloran
sólo sufren
no pueden llorar
tanto acumulado:
morirían por los ojos

Cada vez que lloro
algo encaja
algo se deshace
algo se derrama

Lo malo es
estar triste
y huir hacia dentro
hacia donde nacen
las lágrimas
ESO ES LOCURA

Cada vez que lloro
algo en-caja pago
algo se des-hace y crea
algo se de-rama y brota

Lo malo es
estar alegre
y huir hacia fuera
hacia donde mueren
las lágrimas
ESO ES CORDURA

Reir me salva
de la locura
los locos ríen
ríen de todo
y alegres
se ríen de la nada:
viven por la boca

Llorar y reir
la misma línea
Dime tú:
¿de qué lado estás hoy?


Isabel Figuereo

9/7/06

a las hijas de Jerusalem


LAS MUJERES QUE MUEVEN EL MUNDO

A vosotras
compañeras del camino

a vosotras
que vísteis todas las caras
que os dejé ver

a vosotras
que intuísteis mis miedos
y golpeásteis sin saberlo
mis defensas de mujer

a vosotras
a nosotras
enfrentadas
SEGÚN LO ESTABLECIDO

hermana contra hermana
madre contra madre
amiga contra amiga
enfrentadas
sin saberlo
SEGÚN LO ESTABLECIDO

a vosotras
amigas ausentes,
no me fuí yo
os marchásteis vosotras
en esta lucha
ancestral
de devorar lo conocido
SEGÚN LO ESTABLECIDO

Siempre os pienso
estáis en mí
y si alguna vez
olvido
madre, hermana, amigas,
me hablan
con vuestra voz
de mujeres isla
en éste planeta
de igualdades soñadas
NO ESTABLECIDAS


Isabel Figuereo

6/7/06

a todos los que tienen
algo que escri-vivir


LA POET-Isa

Yo sé que
no soy poeta

no utilizo palabras
bellas
para adornar lo que
siento
ni complicadas metáforas
que me hagan
sublime

Mi lenguaje
es sencillo
mis metáforas pueden ser
complejas o zafias
según se lea
una o dos veces
el poema

Y no pretendo
cosechar honores
ni autocomplacerme
con la lectura ajena

Yo sólo pretendo
usar la palabra
como si fuera un tosco
pincel
para ir bosquejando
mi vida
compleja y sencilla
y des-componer
mi mente
en un papel
por si el espejo opaco
de tus ojos
conecta mi mirada
con tu propia vida
y así, no ser sólo mía
sino tuya, suya, de aquél

y llenar el inmenso hueco
de soledad
que todos tenemos
aún cuando seamos
ENtendiDOS
ENcontraDOS
ENcomiaDOS
ENconaDOS

Rompe mi espejo de versos
si odias lo que soy
yo romperé mis palabras
si tú no sientes nada


Isabel Figuereo

2/7/06
a Antonio,
amante fiel y
fielmente amado


TO BE AND TO HAVE


TIENES una débil salud
y un corazón fuerte
el más fuerte jamás
conocido por mí

ERES el héroe
de las mil batallas
tenaz aunque
las pierdas

ERES la pasión encendida
en los ojos de mi espejo,
distinto pero no tanto
como para no reconocerte

TIENES una piel suave
y mil luces en los ojos
y no pareces un animal
cualquiera

ERES todo lo que tengo
TIENES todo lo que soy


Isabel Figuereo

2/7/06
COLUMNA VERTEBRAL


Comprometida
con la sangre que circula
por mi corazón

Comprometida
con los presentes, sean amables
o me amen profundamente

Comprometida
con los ausentes, estén locos
o fuera de la ley

Comprometida
con la naturaleza
aunque sea agreste

Comprometida
con todas mis patrias
aunque no las visite

Comprometida
con mi mundo
interno y externo

Comprometida
con la vida
y con mi propia muerte

Comprometida
con la fuerza, el origen
o el Dios que nos hizo
humanos en este universo

Comprometida
aunque no sea coherente
y mi pensamiento sea más puro
que mis toscas acciones


Isabel Figuereo

1/7/06
a J.V.


MUTANTE


Dices que eres un mutante
y yo me lo creo,
has mutado y
sigues mutando

El camino hacia la
perfección de uno mismo
es difícil
pero tú has tenido
el valor
de afrontarlo solo

Solo por amor,
como un monstruo
cualquiera
recibiste de mis manos
la margarita de Frankestein,
y te convertiste en ser humano,
a pesar de los remiendos
de tus miembros
malcosidos

No la tires aún,
consérvala siempre
aunque yo no esté,
y no la deshojes todavía
porque el miedo a lo que
te pueda decir
detendría tu mutación


Isabel Figuereo

25/6/06
GNOSTI TE AUTON


Tengo la mente
pequeña
y los pies grandes

Tengo romos los colmillos
y la sangre clara

Tengo un mechón blanco
en la frente
y las uñas redondeadas

Tengo la columna desviada
y una cicatriz en la
espalda

Tengo varios triángulos
isósceles
y un cráneo irregular

Tengo hipersensibilidad
auditiva
y un útero simétrico

Pero aún no me conozco
porque mis escasas neuronas
funcionan despistadas
dentro de un organismo
en contínua evolución


Isabel Figuereo

22/6/06
a J.V.


NARCISO CANÍBAL


Hipersensible
superagresivo
un fuera de la ley
con su ley particular
de sentimientos

Descontrolado
controlador
camaleónico
hipersimpático
asocial

Y con esto
no me sale
un poema
me sale
una ficha policial
o un diagnóstico
psiquiátrico:

trastorno antisocial y
transtorno narcisista
de la personalidad,
F60.2, F60.8
del CIE-10

y no te conozco bien


Isabel Figuereo

20/6/06
a Francis, por supuesto

LA CUESTIÓN


Víctima y verdugo
de tí mismo
eres como un niño grande
que juega a ser adulto

Escribes poemas
que nadie se cree
porque llevas un rostro
que nunca ha sido
el tuyo

Tú me devolviste
la fe en los hombres
las hojas acorazonadas
de un poto filodendro

Muere de una vez
para reconciliarte con
el muerto asesinado
y luego dedícame
un poema sin memoria
para recordarme
que sólo escribiendo
somos lo que podríamos
llegar a ser


Isabel Figuereo

15/6/06
a los hombres que me amaron
después de mi huída


UNA ORQUÍDEA EN EL DESIERTO

Algunos me abandonaron
por puta sin serlo,
otros me abandonaron
por sabia sin serlo,
también por tonta, por bruja,
por loca o por monja

Lo que no se entiende
se teme
luego se destruye

Y el imaginario masculino
está lleno
de mujeres lapidadas,
perseguidas, violadas,
esclavizadas o encerradas

Todo lo he vivido
simbólicamente

Y parezco representar
el arquetipo
de la otra mujer
LA OTRA
la distinta,
por no entendida
en la simple complejidad
de mujer niña
sabia e ignorante
cuerda y con fisuras
buena y vengativa
poliedro de muchas caras
todo y nada a la vez
calidoscopio
de luces y sombras
como todas LAS OTRAS,
las fatales

Porque basta un solo SÍ
para desatar el miedo
ancestral y cobarde
y matar lo que se ama

Y luego vagan espectros
una vida entera
lamentando la pérdida
de una superviviente
soli-in-dependiente
que sólo es feliz
con la entrega valiente
de un héroe sin armas

Hay pocos héroes
que al ver crecer
una orquídea en el desierto
la amen
sin arrancarla ni pisarla

Una sola gota de lluvia,
un débil rayo de sol,
tierra estéril
me hacen florecer,
si además
unos ojos
me aceptan como soy
me convierto en
exuberante secuoya
entregada al infinito
de amar a un solo hombre
una vida entera

La fatalidad está
en la mirada
de los que no me ven

SOLA-
-mente
SER
vista

Pequeño planeta
de hombres
a-CIE-/-a G-OS/-as


Isabel Figuereo

1/06/06
RAÍCES


Al cabo de los años
después de tu romero
alguien un día
me regaló romero salvaje
en una maceta:
sabía de mi dolor
por tu ausencia

Murió, era salvaje,
luego descubrí
que la tierra tenía
gusanos
y que yo lo regaba de más,
raíces podridas

Pero ayer encontré
romero domesticado
romero sin olor acre
y he matado
los gusanos de ayer
y he puesto tierra
limpia
y moderado mis cuidados

Ahora vive, crece,
porque lo elegí yo
y aprendí a cuidarlo,
y desprende un delicado
perfume a romero dulce

Algo bueno debe estar
creciendo
dentro de nosotros
para que florezca
el romero


Isabel Figuereo

1/06/06
EL JARDÍN PROHIBIDO


Tengo en mi casa
una planta
por cada amor
entregado

Grandes, pequeñas,
fuertes, delicadas,
con púas, con flores,
con personalidades
diferentes

He aprendido a darles
un espacio propio
significativo
según la habitación
y a agruparlas
por la inocencia,
por el dolor,
por la intensidad,
por la pasión

También he aprendido
a cuidarlas
sin que marchiten
para no morir
por ellas nunca más

Cada hombre una,
porque todos fueron
un poco míos
y habitan en mí
porque alguna vez
me dieron vida
porque viven en mí

Y ahora yo les hago
habitar a ellos
en esta casa-corazón
guardando para siempre
un buen recuerdo

no más muertos
en el jardín


Isabel Figuereo


1/06/06
HOMO HOMINI LUPUS


Somos animales
animales sociales

egoístamente animales
solidariamente sociales

egocéntricamente animales
comprensivamente sociales

depravados
altruistas

y luchamos como animales
homo homini lupus
pero somos generosos
capaces del sacrificio
por otro

Ni buenos ni malos
lo somos todo
ángeles caídos
dioses y demonios
ni solos ni en compañía
tienen nuestros males remedio

Animales
animales sociales somos

porque existen
grados en lo social,
y escaleras en la selva


Isabel Figuereo

15/05/06

HAZME-REIR


Sensible payaso
centro de todos los
circos,
conmigo aprendiste
que no es tan bueno
que se rían de uno
cuando uno
no lo planea

Debajo de tu risa
se esconde
un hombre roto
que llora a la menor
ocasión,
especialmente
cuando has pasado
inadvertido
para la profesora
a la que no hiciste reir,

porque un hombre-payaso
no despierta la sonrisa
de la mujer-domadora
que yo era entonces


Isabel Figuereo

15/05/06


FOR SALE


Aprendí a moverme
en cincuenta y tres
metros cuadrados
sin tropezarme

Rodeada de patios
ciegos
por una ventana
se veía el campo

Ya no hay campo
construyeron
siguen construyendo
alrededor

Y ahora me asfixio
emparedada
y cuando tiendo
veo un cachito de cielo
y un muro de ladrillos

Todo me indica
que debo irme
abandonar
los recuerdos
de cada dependencia
habitada por él

Ahora que eres
como yo
cargada de recuerdos
venderé tu suelo
para que piernas jóvenes
suban tu escalera
sin ascensor
y se amen apasionadamente
mientras yo
me mudo a un piso cómodo
que me hipoteque el corazón


Isabel Figuereo

15/05/06
ESCALERAS AL CIELO


Seis meses
en la jaula
girando
entorno a tí
tu centro
tu vida
mi vida
eje
que hace girar
tu rueda
que pesa
mi rueda
quieta
inmóvil
sin eje

Seis meses
en la jaula
cada vez más
jaula
torreón
del castillo
escaleras
al cielo
prisión
casi eterna

Y tu débil salud
bebe de mi sangre
come de mi carne
respira de mi aire

Necesito vitaminas

y el mar
y el verde
y la brisa
en el corazón

vitaminas

porque tu larga
enfermedad
podría hacerme huir
a los sueños sin sentido

Me duele la espalda
de cargar el peso
de otra vida
sobre mi esqueleto
de cristal


Isabel Figuereo

30/04/06
LA FUERZA DE LOS DÉBILES


Crisis de valores,
trastorno de
dependencia emocional,
y mucho miedo
a la soledad

Y un gran éxito

Mujer perfecta
fuerte
brillante
fuerte
muy fuerte

Y un gran éxito

Una luz cegadora
que quiebra
la mirada:
enloquecer,

no soportar el dolor
y no poder morir,
sólo huir
huir hacia dentro,

morir por dentro

Diez años
son suficientes
para el lento goteo
del dolor
en las venas,
a pequeñas dosis
de realidad afilada

Y ahora,
kilómetro cero,
y volver a amar
al mundo
con el corazón,
pero esta vez
endurecido,

no más corazón
expuesto
en el escaparate
de los corazones
en venta


Isabel Figuereo

30/04/06
alumnos II
ADMIRACIÓN EDUCATIVA


Eras mi alumno
más brillante,
me cuestionabas
siempre,
para rendirte después
a cada uno de mis
conceptos

Me enamoré de
tu fuerza,
esa fuerza que conocen bien
los que han estado
abajo,
y confundí
tu rendición a mí
con admiración educativa

Ahora que ya no ejerzo
no dejo de pensar
que la admiración
también es amor,
y que yo entonces
sólo brillaba
para tus ojos
de maestro


Isabel Figuereo

 

3/04/06
alumnos I


ANIMAL SOCIAL

Eres un hombre
de campo
que ha estudiado todo
sobre el campo,
que se ha quedado solo,
consigo mismo
en el campo,
conociéndose a fondo,
como sólo los animales
más solitarios
saben hacer

Viniste a la ciudad
para recibir mis calases
que de poco te sirvieron,
en cambio tú me enseñaste
que existen aún,
aunque pocos,
animales sociales
de los que poder
enamorarme
si no fuera porque
jamás me acuesto
con un alumno


Isabel Figuereo

14/03/06
TIEMPO DE DESHIELO


Cuando me casé
compré
el frigorífico
perfecto,
sin saber
que lo congelaría
todo

El mes pasado
murió
y he comprado
uno nuevo
con un sofisticado
mando digital
para descongelar
cuando yo quiera

También he comprado
un termo nuevo
que no congele
mis duchas
y poder hervir
de deseo

Sólo me queda
comprar un colchón
caliente
por ambos lados
para evitarme
cambiarlo en las
estaciones,
que siempre me
confundo

Se acabó
el frío polar
y la estufa apagada,
son tiempos de deshielo
y mi sexo
mar que bulle,
quema,
este frío antiguo
de hielo gris


Isabel Figuereo


15/02/06
ES-p-ERA


"Siempre te esperaré",
abrazándome,
"no hace falta",
bajando mi mirada

Y no sé si aún
esperas
o soy yo
la que espera
que tú esperes

Ya no soy
ni tú eres,
hoy es el mañana
de entonces,
y mi universo
se pinta de azul

ahora o nunca
para las palabras

ahora o nunca
para empezar sin memoria

ahora o nunca
para el encuentro
de los mutantes

Y la gata ronronea
ahora
al pie de tu foto de
antes
de luna nueva de
siempre

siempre

"siempre te esperaré"

pero Penélope soy yo
y tú ya te has olvidado


Isabel Figuereo

13/02/06
LUCIÉRNAGAS

Hacer el amor
es como crear
sentimientos

Si los sentimientos
tuvieran luz,
como las luciérnagas,
se iluminarían
las habitaciones
cuando hacemos
el amor


Isabel Figuereo

Buscar dentro de esta web
site search by freefind
NUEVAS OBRAS DE
 
Juan Romero de la Rosa
Angel Cabel
Angel Cabel
BUENAS NOTICIAS

EXPOSICIÓN ANTOLOGICA DE PILAR BARROSO EN EL MUSEO DE HUELVA del 18 de diciembre al 31 de enero 2014

SUSANA PEREZ BARREDA ilustra el cuento "Como el agua" de Carmen Sara Floriano Pardal de la editorial Slipyslaps.

SUSANA PEREZ BARRERA ilustra el libro de Abdeljabar Driouach "Me llamo Abdel y un día soñé que ..." editado por la Fundacion Caja Rural del Sur

CONOZCAMOS A UN PINTOR ONUBENSE:
Alonso Miguel de Tovar
ALONSO MIGUEL DE TOVAR (Higuera de la Sierra 1678 1752)